Real Estate

El sector inmobiliario en España atrae una inversión de entorno a los 12.000 millones de euros al año. Desde el final de la crisis financiera, la recuperación económica, financiación más asequible y una gran liquidez en general, hacen del sector inmobiliario en España el principal objetivo de inversión institucional y patrimonios familiares. La inversión actual está liderada por el capital internacional que ha entrado con mayor convicción al inicio del ciclo actual y que, según expertos, aún tiene recorrido.

El sector retail encabeza la inversión inmobiliaria en España, con un volumen del 40%, y seguido de cerca por la inversión residencial, con un 37%. La tendencia de inversión en vivienda actualmente es la de comprar, rentabilizar la inversión por medio del alquiler y, finalmente, vender. Expertos sostienen que la inversión en inmuebles con una rentabilidad que oscila entre el 5% y el 8% es una alternativa sólida frente a alternativas de ahorro e inversión bancarias. Aunque la previsión global para 2020 es un descenso del precio de la vivienda, se espera que en 2021 y 2022 España lidere la recuperación en Europa con unas subidas de hasta el 5% anual de los precios.

El sector ofrece productos de interés para perfiles muy distintos de inversor, como sería el caso de la vivienda para uso de alquiler estacional o turístico, o la gestión de viviendas destinadas al alquiler de estudiante, sector que progresivamente se va abriendo al pequeño capital.

Aunque cualquier inversión requiere de una estructura societaria, es un hecho que la inversión inmobiliaria puede canalizarse directamente por la persona física interesada o a través de vehículos de inversión sencillos y directos como una S.L. o a través de formas societarias más complejas, como es el caso de SOCIMI. Desde luego, esto dependiendo del volumen de inversión, perfil de inversor y activos objetivo.

Con nuestro equipo especializado, asesoramos a nuestros clientes y ponemos a su disposición nuestro compromiso, recursos, conocimientos y contactos, para que encuentren el activo y los medios que mejor se ajusten a sus objetivos de inversión inmobiliaria.

Inversión inmobiliaria.
El impulso perdido por el COVID19.

El sector inmobiliario en España es uno de los que más han contribuido históricamente con el desarrollo del país. Según algunas cifras estimadas, la inversión inmobiliaria durante el 2019 superó los 19.000 millones de euros, y encadenó su cuarto año de crecimiento consecutivo.
En este sentido, y a pesar de ciertas voces de alarma durante el inicio del 2020, la realidad es que el sector inmobiliario sigue siendo uno de los grandes motores de la recuperación y el crecimiento del Producto Interior Bruto.
Dentro del sector inmobiliario, la venta retail, dirigida al particular (individuo o familia, incluso pequeña empresa) que decide invertir en bienes inmuebles, representa entre el 37% y el 40% de la inversión en este sector.
Durante el primer trimestre de 2020, el precio de las viviendas, ha registrado un crecimiento del 4%.. En dicho período el número de compraventas de vivienda ha registrado un incremento trimestral del 8,49%, alcanzando las 127.357 compraventas en el primer  trimestre de 2019, prácticamente 10.000 más que en el trimestre precedente. En vivienda nueva se han registrado 24.252 compraventas, el mayor resultado de los últimos cuatro trimestres, con un crecimiento trimestral del 10,73%. En vivienda usada se han vuelto a superar las 100.000 compraventas, concretamente 103.105, con un crecimiento trimestral del 7,98%.

Las comunidades autónomas con un mayor número de compraventas de vivienda han sido Andalucía (25.182), Cataluña (20.232), Valencia (18.483), Madrid (17.759) y Canarias (6.339).

El porcentaje de compra de vivienda por extranjeros ha descendido, alcanzando un peso del 12%, frente al 12,70% del trimestre precedente. Sin embargo, este descenso porcentual contrasta con los resultados absolutos ya que, en este último caso, se ha producido un ligero incremento, al alcanzar más de 14.850 compras de vivienda por extranjeros en el primer trimestre, frente a las menos de 14.800 del cuatro trimestre de 2019.
Este escenario de crecimiento se ha visto abruptamente frenado por el COVID, aunque se espera repunto con fuerza para finalizar el año.